Vb-100 dos

“El Sexo Debe Comenzar y Terminar en el Bidet”

Más de la mitad de las mujeres sufren alguna infección urinaria a lo largo de su vida; la mayoría se producen por falta de higiene íntima o por una deficiente higiene – limpiando solo con Papel de Baño -.

El sexo tiene que ser Limpio.

La primera causa de la cistitis* –algunos especialistas afirman que supone más de un tercio de los casos– es la falta de higiene íntima antes y después del coito.

“Siempre se lo digo a mis alumnos: las relaciones sexuales deben comenzar y terminar en el Bidé, es decir lavarse las zonas íntima con Agua usando el Bidet. Tanto para el hombre como para la mujer, principalmente ellas, porque son fundamentalmente quienes la padecen”, advierte el especialista en Medicina Interna Ricardo Franco, médico del hospital de Basurto y profesor titular de la especialidad en la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad Vasca.

Lo más habitual en la mujer es que después de las primeras relaciones sexuales tenga un episodio de cistitis

Puede prevenirse

Coito Limpio. 

Lávese con Agua y si lo desea con jabón neutro antes y después de mantener relaciones sexuales, sea usted hombre o mujer, esta Higiene Íntima con Agua se facilita mucho si usted instala un Bidet en su WC.  Véase:

http://vidabidet.com/producto/vb-100/

La falta de limpieza favorece la aparición de bacterias, que durante el acto se cuelan hasta la uretra causando infecciones urinarias

  • Mantenga una higiene íntima adecuada utilizando agua. Límpiese los genitales de adelante hacia atrás; y no al revés porque arrastrará bacterias del recto a la uretra. La principal causante de cistitis es la “Escherichia Coli”, procedente del intestino.
  • Beba líquidos. Hay que tomar agua aún sin sed. La ingesta de líquido ayuda a orinar y limita la proliferación de bacterias.
  • Orine con frecuencia. Cuanto menos tiempo mantenga ocupada la vegija, menor riesgo.
  • Malas costumbres. El bañador mojado y el uso de espermicidas que alteran el ph favorecen la colonización de patógenos.
  • Coma arándanos rojos. Está demostrado científicamente que previenen la cistitis. Las farmacias venden incluso preparados.

La cistitis es una infección de las vías urinarias que se produce por la presencia de una bacteria, generalmente la “Escherichia Coli” que se encuentra en las heces fecales, penetra en la vejiga y se adhiere a las paredes del tracto urinario. La uretra, que es el conducto por el que pasa la orina antes de salir al exterior, es en ellas más corta y esa circunstancia las hace más propensas a sufrir cistitis. Es por este motivo que los casos en varones resultan más extraños.

Generalmente los hombres transmiten la infección y las mujeres la padecen, razón por la que un buen lavado de las partes íntimas, tanto ella como él, constituye una de las mejores manera de evitar la enfermedad.

Orina estancada

El sexo femenino tiene una vejiga ligeramente más pequeña que el masculino. En unos y en otras, las ganas de miccionar aparecen cuando el órgano receptor de la orina se encuentra, más o menos, a un cuarto de su capacidad máxima. Esta condición fisiológica explicaría por qué las mujeres acuden al baño con más frecuencia que los hombres. Lo cierto, sin embargo, es que ellas tienen muchísima más capacidad de aguantarse sin ir al retrete; y la acumulación de “aguas residuales” favorece la aparición de cistitis.

Infecciones Urinarias en el Embarazo

Otro momento crítico en la vida de una mujer es el embarazo. El útero grávido empuja a la vejiga, lo que, como en el caso anterior, favorece la retención de orina y la consiguiente aparición de gérmenes. “Orina estancada, orina infectada”, recuerda Ricardo Franco. El acúmulo de pis provoca ese mismo efecto en las mujeres de mayor edad, especialmente cuando las pérdidas les obligan ya a llevar compresas con regularidad. *La cistitis se anuncia con escozor y sensación de ardor al orinar.

Deja un comentario