Hemorroides: ¿Qué son? Tratamiento de almorranas

Foto 1 Padecimientos - Hemorroides

 Las hemorroides son venas que se localizan en el ano, cuando se dilatan se convierten en varicosidades, muy similares a las várices de las piernas, pero éstas suelen causar molestia y dolor. En ocasiones salen del orificio anal, suelen producir comezón o dolor y hasta pueden reventarse y sangrar.

Las hemorroides suelen presentarse tanto en hombres como en mujeres. El sistema de drenaje de esta zona carece de válvulas, y por ello la posición erguida de las personas aumenta la presión en el interior de las venas hemorroidales y por lo tanto predispone a la enfermedad hemorroidal.

Diferentes factores influyen en la aparición de las hemorroides, también llamadas almorranas. El factor hereditario es importante, si los padres o abuelos lo padecieron, hay una tendencia a presentarlas.

Algunas causas que predisponen, propician y empeoran las hemorroides son:

• Estreñimiento que, al forzar el paso de las heces, comprime las venas hemorroidales.

• Diarrea, que puede producir irritación.

• Estar mucho tiempo de pie, permanecer sentado o cargar mucho peso.

• Embarazo, sobre todo en las últimas semanas.

• Las ocupaciones sedentarias

• Los esfuerzos durante el trabajo o el deporte

CLICK AQUI
Descubra los Beneficios de VidaBidet
para Usted y Su Familia

Sin embargo, la principal causa son malos hábitos digestivos, como el estreñimiento, permanecer mucho tiempo en el inodoro o hacer mucho esfuerzo a la hora de defecar favorece la formación de hemorroides.

En las mujeres la causa más común de las hemorroides o almorranas es el embarazo; el útero, que está en crecimiento aumenta la presión sobre las venas, por lo cual se pueden generar hemorroides. Durante este periodo, las mujeres producen muchas hormonas, algunas de las cuales ablandan las paredes venosas, favoreciendo la hinchazón de las mismas.

Los principales síntomas son la aparición de un sangrado rectal escaso y molestias al defecar, con secreción mucosa del recto. A veces se puede apreciar una anemia y sobre todo lo más característico es la propia palpación de las hemorroides.

El tratamiento para las hemorroides o almorranas debe ser indicado por el médico, será él quien diagnostique si el padecimiento requiere proceso quirúrgico o medidas precautorias caseras. Tales como:

• Mantener una buena higiene anal con agua y evitar rascar o frotar las hemorroides para ayudar a prevenir las infecciones.

• Corregir el estreñimiento añadiendo fibra a la dieta: frutas, verduras, granos y alimento rico en fibra, pan integral, líquidos abundantes.

• Evitar comidas muy sazonadas y el consumo de alcohol.

• Evitar esfuerzos al defecar.

• Reducir el tiempo de defecación.

• Utilizar papel higiénico suave y limpieza anal mediante lavado con agua.

• Aplicar hielo o compresas frías en la fase aguda del trastorno.

• Si su médico lo autoriza, hacer 30 minutos de ejercicio al día ayudará a su sistema digestivo.

CLICK AQUÍ
Para Ver GRATIS el Video Especial
"La Higiene Con Agua en las Hemorroides"