estreñida

¿Qué son las hemorroides, cómo surgen y cómo se curan?

La enfermedad hemorroidal -comúnmente conocida como hemorroides- se caracteriza por provocar la inflamación de las venas del ano o de la parte inferior del recto. 

Tipos de hemorroides desde el punto de vista anatómico

– Internas. Involucran las venas del recto. El problema más común relacionado con este tipo de hemorroides es el sangrado durante las deposiciones. Además, cuando este tipo de hemorroides crecen demasiado pueden salirse del canal anal (prolapso).

– Externas . Son venas inflamadas localizadas fuera del ano. Por lo general forman coágulos –un pequeño bulto del mismo color de la piel-, los cuales pueden llegar a ser muy dolorosos.

Causas más comunes

Las hemorroides son el resultado del aumento en la presión de las venas del ano o del recto, por lo que pueden ser causadas por:

-Ocupaciones sedentarias
-Estreñimiento debido a una dieta pobre en fibra
-Esfuerzo durante las deposiciones
-Obesidad
-Embarazo y/o parto
-La enfermedad hemorroidal también puede desarrollarse debido a factores hereditarios.

Síntomas

La sintomatología de las hemorroides puede incluir:

-Comezón anal
-Dolor anal, especialmente al estar sentado
-Dolor durante la deposición
-Sangrado rectal/anal
-Presencia de una o más abultamientos duros y sensibles cerca del ano
-Tratamiento

El tratamiento más común para las hemorroides puede abarcar:

– Cremas corticosteroides. Ayudan a disminuir el dolor y la inflamación.
-Cremas especiales para hemorroides. Contienen lidocaína, sustancia que reduce el dolor.
-Coagulación infrarroja. Procedimiento ambulatorio que se encarga de reducir el tamaño de las hemorroides.
-Escleroterapia. Consiste en la aplicación de una inyección en la hemorroide para disminuir la inflamación.
-Cuando los medicamentos y los cambios en el estilo de vida y la alimentación del paciente no funcionan, es decir, no reducen el sangrado ni el dolor excesivo de las hemorroides, éstas pueden tratarse mediante cirugía.

Los tratamientos más agresivos contra las hemorroides pueden prevenirse teniendo un estilo de vida más saludable.

Algunos de los procedimientos quirúrgicos más comunes para tratar esta afección son:

-Colocación de ligas o bandas de goma, esto para interrumpir el riego sanguíneo hacia la vena afectada y provocar su cicatrización
-Extirpación de las hemorroides (hemorroidectomía)
-Prevención y tratamiento natural de las hemorroides

La gran mayoría de las hemorroides se pueden manejar con cambios en el estilo de vida y la alimentación del paciente.

Algunos de estas medidas son:

-Aumento en la ingesta de fibra. Consumir frutas, verduras y cereales integrales ayudan a ablandar las heces, lo que previene de forma importante la presencia de estreñimiento.
-Consumo de suplementos de fibra. Cuando la ingesta de fibra natural no es suficiente, el consumo de este tipo de suplementos también puede ser eficaz para controlar el estreñimiento y los síntomas, es decir, disminuir el dolor y el sangrado.
-Ingerir suficientes líquidos. Por lo menos 8 vasos de agua natural al día.
-Realizar baños de asiento con agua templada. Este hábito funciona para reducir la inflamación de las hemorroides internas, al mismo tiempo que actúa como medida de higiene local para los episodios agudos.
-Practicar ejercicio con regularidad. Esta actividad no sólo reduce el tiempo que permanecemos sentados y previene la obesidad, sino que favorece la motilidad intestinal, ayudando a prevenir el estreñimiento.

¿Tienes dolor, comezón o sangrado anal? Aunque presentes estos síntomas de forma esporádica, podrían ser una señal de presencia de hemorroides. ¡No dejes que éstas se compliquen! Consulta a un coloproctólogo, médico especialista en el tratamiento de la enfermedad hemorroidal.

Deja un comentario